top of page
  • Writer's picturePIT Policy Lab

Revolucionando la denuncia ciudadana en América Latina con tecnología: El caso del Chatbot DCI

Por Alejandra Sánchez, Líder de Proyectos en PIT Policy Lab

En América Latina y el Caribe, las Entidades Fiscalizadoras Superiores (EFS) juegan un papel crucial en el control social y la lucha contra la corrupción. Sin embargo, enfrentan desafíos significativos en la participación ciudadana para la denuncia de irregularidades en temas de corrupción. La complejidad de los procesos, la falta de conocimiento sobre las competencias de las EFS, y el temor a represalias son solo algunas de las barreras que disuaden a la ciudadanía de participar activamente en estos mecanismos de control.

Ante este panorama, el proyecto de Implementación del Chatbot de Denuncia Ciudadana Idónea (DCI) nace como una solución innovadora y prometedora. Liderado por la Agencia de Cooperación Alemana– en adelante GIZ por sus siglas en alemán– en colaboración con PIT Policy Lab y bajo el marco del Proyecto Regional Anticorrupción de Organización Latinoamericana y del Caribe de Entidades Fiscalizadoras Superiores (OLACEFS). Este proyecto busca ser un canal adicional para que la ciudadanía interactúe con las EFS, facilitando y promoviendo la participación ciudadana en la denuncia de actos de corrupción.


¿Qué es el Chatbot DCI?

El Chatbot DCI es una herramienta digital diseñada para ser integrada en las páginas web de las cuatro EFS que participan en el piloto de esta iniciativa: Guatemala, Uruguay, Panamá y Buenos Aires, Argentina (a nivel municipal). Esta herramienta está programada para guiar a las personas a través de una jornada de usuario clara y sencilla, a través de la cual se les brinda información sobre qué tipo de denuncias pueden realizar, cómo y dónde hacerlas de manera idónea. La implementación de esta tecnología busca superar las barreras de acceso y comprensión que actualmente enfrenta la ciudadanía.


Enfoque Centrado en las Personas

Desde PIT Policy Lab, y como en la mayoría de nuestros proyectos e iniciativas, el enfoque es centrado en las personas. A través de un proceso de entrevistas exploratorias con organizaciones de la sociedad civil y las propias EFS se buscó entender a fondo los desafíos y necesidades tanto de las entidades como de la ciudadanía. Este toque humano, que pone a las personas y sus experiencias en el centro de la solución tecnológica, es fundamental para asegurar que el chatbot sea realmente efectivo y accesible para quien lo use. 


Hallazgos clave y desarrollo del proyecto

Los hallazgos de las entrevistas revelaron no solo la necesidad de digitalización y simplificación de los procesos de denuncia, sino también la importancia de la confidencialidad, la seguridad de los datos y la accesibilidad del chatbot para personas con diferentes niveles de alfabetización digital. Basándose en estos hallazgos se desarrolló un prototipo de user journey para el chatbot, adaptado a las particularidades de cada una de las EFS participantes.

La configuración del chatbot se realiza a través de la plataforma Freshchat de Freshdesk, permitiendo ajustes específicos que respetan los procesos de denuncia de cada EFS. El lanzamiento del piloto del chatbot tendrá el objetivo de probar su funcionalidad y recoger retroalimentación valiosa de las personas usuarias y de las EFS.


Hacia un futuro transparente y participativo

El proyecto del Chatbot DCI no solo busca mejorar la eficiencia en la gestión de denuncias sino también fortalecer la transparencia y fomentar una mayor participación ciudadana. Al ofrecer una herramienta accesible y fácil de usar, se espera reducir las barreras que actualmente impiden a la ciudadanía participar en los mecanismos de control social.

La implementación de este chatbot es un paso hacia la creación de instituciones más abiertas y accesibles, donde la participación ciudadana es valorada y promovida. Con el éxito de este piloto, el proyecto aspira a expandirse a otros países de América Latina, contribuyendo a la lucha contra la corrupción en la región.

Desde PIT Policy Lab, reafirmamos nuestro compromiso de trabajar en políticas de tecnología que pongan el bienestar de las personas en primer plano. Creemos firmemente que la tecnología, cuando se implementa con un enfoque centrado en las personas, tiene el potencial de transformar positivamente la sociedad, haciendo que los procesos gubernamentales sean más transparentes, accesibles y eficientes. Este proyecto es un claro ejemplo de cómo la innovación tecnológica, alineada con las necesidades y expectativas de la ciudadanía, puede fortalecer la democracia y el control social en América Latina y el Caribe.

2 views0 comments

Comentarios


bottom of page