Open Data: Mejores políticas públicas y participación ciudadana

Por: Hazel Rojas Arellano, Juan Escalona Hernandez, Humberto Gonzalez Arroyo, Gustavo F. Guadarrama Flores.


No es una idea nueva que los gobiernos deban ser transparentes, participativos y responsables ante los ciudadanos, se remonta muchas décadas atrás. Los Datos Abiertos u Open Data (OD) sin duda alguna permiten que los gobiernos, ciudadanos, la sociedad civil y el sector privado, tomen decisiones mejor informadas. Los OD son parte de una ideología global más allá de la transparencia y la rendición de cuentas, son una iniciativa encaminada a promover el uso de la información pública para mejorar las políticas públicas y la participación ciudadana.

En el contexto global, en el año 2009 en los Estados Unidos, se publicó el Memorandum on Transparency and Open Government, donde se establecieron los lineamientos aplicables a las dependencias públicas nacionales. En el año 2011 a nivel internacional se creó la Open Government Partnership (OGP) integrada por Estados Unidos, Brasil, Indonesia, México, Noruega, Filipinas, Sudáfrica y Reino Unido, cuyo objetivo fue implementar compromisos en materia de transparencia, participación ciudadana, lucha contra la corrupción y uso de nuevas tecnologías a favor de la gobernabilidad; actualmente la OGP se integra por 69 países y se tienen 2,250 compromisos. Varios gobiernos han realizado grandes mejoras y continúan progresando a buen ritmo.

De acuerdo al Barómetro de Datos Abiertos, una herramienta de investigación que mide la prevalencia y el impacto de las iniciativas de Datos Abiertos en los gobiernos de todo el mundo, Corea del Sur, Colombia, Ucrania, Japón y Uruguay han visto aumentar sus puntajes en más de 20 puntos durante los últimos cinco años; México ostenta el récord de mejora absoluta, con un aumento de puntaje de 33 puntos desde la primera edición. Sin embargo, hablar de OD no solo significa adoptar tecnología informática en los gobiernos para tener una gestión abierta, se trata de coordinar acciones a fin de fortalecer a las instituciones, involucrar al sector privado y empoderar a la sociedad civil.


¿Qué son los Datos Abiertos?

Para la Open Knowledge Foundation, OD ‘son datos que pueden ser utilizados, reutilizados y redistribuidos libremente por cualquier persona, y que se encuentran sujetos, cuando más, al requerimiento de atribución y de compartirse de la misma manera en que aparecen’. De acuerdo al Gobierno de México, se trata de datos digitales de carácter público que son accesibles en línea, y pueden ser usados, reutilizados y redistribuidos por cualquier interesado. Además, poseen las siguientes características mínimas: gratuitos, no discriminatorios, de libre uso, legibles por máquinas, integrales, primarios, oportunos y permanentes.

En el libro Open Government: Collaboration, Transparency, and Participation in Practice, editado por Daniel Lathrop y Laurel Rume en 2010, se señala que:

  • Open Data en el Gobierno se refiere a que la información pública es una forma de infraestructura, con el mismo nivel de importancia que otras infraestructuras (agua, carreteras, electricidad).

  • Debemos maximizar el valor público a partir de la Data existente en manos del Estado.

  • La magia de OD es que habilita la transparencia y la innovación.


Oportunidades para los gobiernos

Como podemos observar los OD refieren a un libre flujo de información hacia y desde el gobierno, pero ¿será esto posible en México?, o en su caso ¿cómo hacerlo posible? Esta tendencia apunta a la transformación de la gestión pública tradicional.

En general, de acuerdo a lo observado en las investigaciones realizadas por el Barómetro de Datos Abiertos, los gobiernos se han mostrado reacios a publicar los conjuntos de datos que pudieran beneficiar a los ciudadanos y cuando están disponibles dichos datos suelen ser incompletos y de mala calidad; es decir, la información publicada suele ser selectiva y sin valor útil para la ciudadanía. Por otro lado, las leyes estrictas sobre el derecho a la información y las leyes de protección de datos son débiles e impiden que los ciudadanos utilicen los OD para pedir cuentas al gobierno, lo cual conlleva a la nula confianza de los ciudadanos en las iniciativas de Datos Abiertos del gobierno.

En otros países se concibe a los OD como parte integral de la gobernanza, y en ello ha radicado su éxito. Tal es el caso de Francia, en donde el gobierno los utiliza para mejorar los recursos energéticos en los edificios públicos; en Australia, han mejorado la colaboración a través de un Proyecto de Integración de Datos de Múltiples Agencias; en Alemania, los ciudadanos pueden participar en la planificación urbana pública y la toma de decisiones.

También gracias a los OD, la participación pública en la prestación de servicios públicos ha mejorado en el uso del cliente, la calidad del servicio y la eficiencia del gasto en los sectores como: agua (Corea del Sur), educación (Kenia y Pakistán), salud (Brasil), obras públicas (India) e infraestructura (Indonesia). Por su parte, Eslovaquia, al pasar a un sistema de contratación abierta duplicó el número de licitadores, lo que condujo a una mayor competencia. En México, las nuevas herramientas de datos digitales han ayudado a promover la inclusión financiera en los programas sociales.


Gobernanza de Datos Abiertos

Una forma de explotar los OD en beneficio de la ciudadanía y el bien común podría hallarse en la gobernanza de Datos Abiertos; es decir, en las políticas, estructuras, recursos y herramientas que se utilizan para mejorar la forma en que los gobiernos crean y usan Datos Abiertos. La clave para una buena gobernanza de Datos Abiertos son tres:

  1. apertura por defecto, se refiere a la apertura de los datos gubernamentales cuando se crean, en lugar de almacenarlos en un formato cerrado para abrirlos más tarde, lo cual se convierte en todo un reto ya que implica un cambio de cultura en la forma de trabajar en los gobiernos;

  2. infraestructura de datos, los gobiernos deben invertir en infraestructura técnica, hardware y software, pero también en pautas, estándares técnicos, desarrollo de capacidades, transformación organizacional y procesos de toma de decisiones para respaldar las prácticas de gestión de datos; y

  3. publicar con propósito, el verdadero valor de los datos se deriva de cómo la gente los usa, los gobiernos deben comprometerse con el público para comprender qué datos son más importantes y luego asegurarse de que se publiquen de una manera que las personas los puedan usar.


Datos Abiertos en México

México también ha incursionado en los OD, el término “Gobierno Abierto” cobró popularidad a partir de 2011, con el lanzamiento de la Alianza para el Gobierno Abierto de la cual nuestro país fue uno de los ocho miembros fundadores. Posteriormente, con la publicación de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública el 4 de mayo de 2015, y la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, el 9 de mayo de 2016, el término fue incorporado de manera explícita en el marco normativo mexicano. En este sentido, se reconoce al Gobierno Abierto cuyo objetivo es hacer efectiva la rendición de cuentas, el combate a la corrupción e impunidad, mejorar la calidad de las decisiones y acciones gubernamentales a través de la transparencia y el involucramiento de la ciudadanía en las decisiones públicas.

Los esfuerzos destinados a transparentar información por diversas vías no necesariamente han logrado permear en su uso por parte de la sociedad, lo cual dificulta el involucramiento de la ciudadanía en las decisiones públicas. Aun cuando se cuenta con una Política de Transparencia, Gobierno Abierto y Datos Abiertos de la APF, se continúa en la lógica de cumplir con la Norma pero no en su espíritu. No obstante, el uso de OD se ha dado y se han generado diversos impactos, ejemplo de ello son los siguientes:

  • Datos Abiertos de MéxicoDatos.gob.mx: Es el sitio oficial de Datos Abiertos del Gobierno de la República, está disponible en código abierto en un repositorio público, donde se pueden consultar y descargar en formato libre los Datos Abiertos del Gobierno de la República, así como de estados, municipios y órganos autónomos que han decidido sumarse para incrementar el beneficio de abrir información pública para la ciudadanía. Actualmente se cuenta con 40,727 datos de 280 instituciones.

  • Portal de Datos Abiertos de la CDMXDatos.cdmx.gob.mx: el portal de Datos Abiertos de la CDMX permite acceder, explorar, analizar, vizualizar y descargar bases de datos de organismos públicos de la CDMX. El objetivo consiste en comunicar y brindar una herramienta para dar seguimiento a aquellos conjuntos de datos que estarán en formato de Datos Abiertos en el Portal de Datos Abiertos como parte del trabajo de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP).

  • Servicio emergente Metro: Tras el colapso de la Línea 12 del Metro, por la contingencia de cierre temporal de 4 líneas y con la finalidad de optimizar tiempos de respuesta y actuar con agilidad, se ejecutaron dos acciones principales encaminadas a brindar transporte público y restablecer el servicio de manera paulatina, para ello utilizaron el análisis de Datos Abiertos (ADIP, INEGI, ECOBICI, SEMOVI). Dentro del conjunto de datos útiles fueron: afluencia diaria del metro por estación, afluencia preliminar del transporte público, encuestas origen-destino, viajes en ecobici, tiempos de espera, ocupación e intervalos de paso. Posterior a la emergencia también se obtuvieron nuevos datos útiles para nuevas decisiones en cuanto al transporte público, como migración a nuevas rutas, nuevas ciclovías o ampliación de transporte en ciertas rutas.

  • OPEN DATA DAY: Es el evento anual donde la comunidad datera, hackers cívicos, visualizadores, periodistas e interesados en el uso de datos se reúnen para crear soluciones a través del uso de Datos Abiertos, regularmente es la primera semana de marzo. Por ejemplo , en su edición 2021, se analizaron datos de llamadas al 911 de la CDMX y su uso para el estudio de la seguridad de la ciudad. Se exploró el conjunto de datos, contexto, filtrado y herramientas de análisis en el portal de Datos Abiertos de la Ciudad de México.


Reflexiones finales

Los Datos Abiertos son quizás una de las iniciativas más escuchada últimamente en los planes de acción de los gobiernos; sin embargo, el reto reside en pasar del dato a la información para aumentar el control social sobre los actos de gobierno, y de la información al conocimiento, para mejorar la efectividad de las políticas públicas.

Si bien es cierto que en México los Datos Abiertos y el Gobierno Abierto siguen siendo buenas intenciones, OD es parte de un proceso en marcha irreversible, que implica un cambio cultural colosal. Vale la pena asumir el compromiso para promoverlo desde todos los sectores y trincheras del servicio público, sin perder de vista el objetivo principal de hacer un Estado transparente, participativo y colaborativo.

Entre las amenazas que tienen los datos de gobierno abierto en México están los datos incompletos, la mala calidad de los mismos, la diferencia entre los datos publicados y los datos que se necesitan, así como el difícil acceso por la falta de destreza en el manejo de las plataformas digitales para una parte de la ciudadanía.

Finalmente, se requiere que en cada unidad gubernamental se tengan departamentos independientes de OD, que garanticen la publicación objetiva y veraz de los OD. En muchas ocasiones la voluntad política es uno de los factores fundamentales para lograr objetivos adecuados en Datos Abiertos; además se requiere mayor apertura en todos los gobiernos para contar con la confianza de los ciudadanos. Es necesario promover políticas públicas de Datos Abiertos que persigan activamente la inclusión y la igualdad.

38 views