• PIT Policy Lab

¿Por qué hablamos de Tecnología de Interés Público en Talent Land 2022?

Por: Luz Elena González Zepeda, Líder de Proyectos en PIT Policy Lab.

Participar como conferencista en el escenario de Talent Woman, en el marco de Jalisco Talent Land 2022, representó una oportunidad para compartir con la audiencia por qué anclamos el trabajo de PIT Policy Lab en el campo de Tecnología de Interés Público, así como para dialogar sobre la relevancia que tiene impulsar este movimiento en América Latina y el Caribe. Compartí algunos ejemplos de logros relevantes en el campo, los cuales hemos alcanzado desde PIT Policy Lab, a través de proyectos de colaboración multisectorial. También hablé sobre el trabajo de cuatro colegas latinoamericanas que son referentes y líderes en el campo: Elina Castillo, Especialista en Derechos Digitales, originaria de República Dominicana; Ivana Feldfeber, Directora de DataGénero, de Argentina; Saiph Savage, Directora y Cofundadora del Laboratorio de Innovación Cívica de la UNAM, en México; y Andrea Barenque, Especialista en Inteligencia y Gobernanza de Datos, también mexicana.

Desde mi experiencia trabajando y compartiendo de forma multidisciplinaria con mujeres expertas de las áreas STEM, las ciencias sociales y las humanidades, he contribuido a la Tecnología de Interés Público, un campo joven (más en nuestro país y región) que se centra en las personas (sus necesidades, deseos, miedos y limitaciones) y que utiliza la tecnología como medio para que todas las personas disfruten más libertades y en mejores condiciones. Esto sólo es posible a través de la participación, la representación, la rendición de cuentas y la discusión crítica sobre las oportunidades y desafíos que presenta el uso de tecnologías con un enfoque en el bien social.

Un ejemplo que ha sido referente para el desarrollo de sistemas de Inteligencia Artificial (IA) no-excluyentes desde esta perspectiva, es el trabajo de Joy Buolamwini del MIT, quien encontró sesgos en aplicaciones de reconocimiento facial debido a la deficiente representatividad de los datos con los que son entrenados sus algoritmos, pues las personas de color tenían una menor fiabilidad de reconocimiento en contraste con personas blancas. El documental “Sesgo Codificado” (Coded Bias en inglés) acompaña su trabajo desde la Liga de la Justicia Algorítmica y se centra en dos preguntas: ¿qué pasa cuando interactuamos constantemente con sistemas de IA?, y ¿qué tipo de consecuencias pueden tener en las vidas de las personas quienes son discriminadas por éstos? Desde el trabajo que hacemos en PIT Policy Lab, colaborando de la mano con nuestra Red de Consultorxs PIT, buscamos responder este tipo de preguntas, contextualizando los retos que enfrentamos desde el Sur Global.

Durante la ronda de preguntas y comentarios, pude escuchar a profesionistas que estudian futuros posibles y deseables, interesadas en incidir en STEM desde lo social, aunque no necesariamente tienen claro cómo hacerlo; por lo que desde el campo de Tecnología de Interés Público, identificamos las posibilidades para ellas y ellos. Aunque colocar las debidas responsabilidades en las empresas, los gobiernos, las organizaciones y las personas por los productos que desarrollan y utilizan es una tarea incompleta, es indispensable reconocer que las personas para quienes se diseñan estos productos deben ser parte central en todos los procesos de creación e implementación de tecnología.

Si bien existe la idea de que “involucrarse de más” en los procesos de creación de las herramientas tecnológicas con las que convivimos todos los días puede ralentizar la innovación, la creatividad y el progreso, y avanzar rápido y romper cosas (“Move fast and break things”) puede sonar intrépido y disruptivo, esta manera de pensar afortunadamente está perdiendo fuerza; es necesario poner atención y tomar decisiones que no dañen a nuestra generación ni a las futuras.

Finalmente, y en línea con el trabajo que realizamos en PIT Policy Lab para crecer el movimiento de la Tecnología de Interés Público en América Latina, me gustaría compartir algunas lecturas que describen y promueven el uso de herramientas tecnológicas para el bien social en nuestra región:

Es importante señalar que en escenarios como Talent Woman y eventos como Talent Land, en lo general, se continúe hablando sobre tecnología ética, responsable y alineada con el interés público. Históricamente las mujeres no hemos sido tomadas en cuenta como tecnólogas y existe poca información y datos sobre nuestro papel en el desarrollo de ciencia y tecnología; aún hoy existen barreras para incidir en el desarrollo y gobernanza de la tecnología. Por lo tanto, contar con espacios para visibilizar nuestro trabajo y contribuciones resulta fundamental para que más mujeres puedan reclamar estos espacios.

17 views