top of page
  • Writer's picturePIT Policy Lab

Horrores en la encrucijada de políticas públicas y tecnología: Un Halloween tenebroso

Por Lucía Tróchez Ardila, Gerente General en PIT Policy Lab

Halloween es la temporada perfecta para explorar los aspectos más oscuros y misteriosos de nuestras vidas, y hay una esquina tenebrosa en la intersección de las políticas públicas y la tecnología que merece nuestra atención. En esta entrada de blog, exploraremos algunos de los escalofriantes desafíos y problemas que surgen cuando estos dos mundos se encuentran. Prepárate para un recorrido por cuatro de las pesadillas tecnológicas que acechan en el mundo de las políticas públicas en este Halloween.


1. La vigilancia invasiva

Un terrorífico aspecto de la tecnología es la invasión de la privacidad que a menudo acompaña a las políticas públicas. La recopilación de datos personales a gran escala y su uso sin el consentimiento de la ciudadanía (y de personas que los Estados no consideran ciudadanas, como las migrantes) se ha convertido en un delirio moderno. Las políticas de vigilancia y la recopilación de datos en nombre de la seguridad pública pueden exponer a las personas a la mirada indiscreta de entidades privadas, organizaciones o incluso el mismo gobierno. Consideremos cómo podemos mantener nuestras libertades personales a salvo de esta aterradora invasión.

Hace apenas algunos días la Red en Defensa de los Derechos Digitales publicaron una nota que explica cómo el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos –ICE, por sus siglas en inglés– almacena información personal a través de aplicaciones para teléfonos inteligentes, monitores de tobillo y relojes inteligentes, durante un periodo de hasta 75 años. No solamente resulta escalofriante la escala de este programa de vigilancia donde se rastrea a casi 200 mil personas migrantes, sino que esta información no era pública ni para las personas servidoras públicas de los estados.

¿Qué hacer al respecto? →

  • No compartas todos los aspectos de tu vida privada o laboral en redes sociales. O si gustas hacerlo, asegúrate de que sea con un círculo privado o selecto.

  • Al utilizar redes públicas de Wi-Fi –lo cual es muy conveniente– te expones a compartir sin que te des cuenta algunos datos como: los sitios que visitas, tus cuentas y contraseñas, e incluso dar acceso a instalar malware para rastrear tus datos aún cuando ya no estés conectada a la red pública.

  • Utiliza contraseñas complejas para evitar el hackeo de tus cuentas.

  • Mantente al tanto del surgimiento de proyectos de política pública en los que se haga uso de tus datos personales, biométricos, identificativos u otra información que pudiera ser usada sin tu consentimiento para el desarrollo de sistemas basados en datos; no podemos combatir los monstruos que no conocemos.

2. Inteligencia Artificial y discriminación

Otro espeluznante problema surge cuando la tecnología se convierte en un medio para perpetuar la discriminación. Los algoritmos de inteligencia artificial pueden reflejar y amplificar prejuicios y sesgos humanos, lo que resulta en decisiones perjudiciales en ámbitos como la justicia, el empleo y la vivienda. Recordemos que es fundamental que las políticas públicas aborden esta visión espeluznante tecnológica y promuevan la igualdad y la justicia. En este contexto, y en el marco del Día Mundial de la Justicia Social, RacismoMX y la UNESCO en México presentaron un documental llamado "Revolución vs el algoritmo", que muestra cómo ciertos grupos son estigmatizados y otros invisibilizados en plataformas de búsqueda en línea, lo que dificulta la lucha contra prejuicios y desigualdades.

¿Qué hacer al respecto? → Si eres parte de algún proyecto o iniciativa que busque usar sistemas de IA, dale una revisada al texto de recomendación de ética de IA lanzado por la UNESCO recientemente o a cualquier otro marco de uso ético de la tecnología disponible.


3. Ciberseguridad y vulnerabilidades

Las políticas públicas y la tecnología están en constante batalla contra ciberamenazas aterradoras. La falta de seguridad cibernética puede exponer información confidencial y sistemas críticos a riesgos de miedo, como ataques de ransomware y robo de datos. Reflexionemos sobre la importancia de políticas públicas efectivas que protejan nuestra ciberseguridad y eviten estos escalofriantes incidentes. Aunque México aún no cuenta con legislación en materia de ciberseguridad, el reciente ataque a la Secretaría de la Defensa Nacional catalizó la creación urgente de lineamientos que aborden esta realidad, sin embargo, diferentes iniciativas de ley han sido criticadas por promover la militarización de la ciberseguridad, la censura en internet, la invasión a la privacidad y una vaga definición de los delitos informáticos, que podrían atentar contra las libertades de las personas.

¿Qué hacer al respecto? → Lee el Reporte Ciberseguridad 2020: riesgos, avances y el camino a seguir en América Latina y el Caribe publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo.


4. Manipulación de la información y desinformación

Un horror moderno es la propagación de noticias falsas y la manipulación de la información a través de las redes sociales y otros medios digitales. Las políticas públicas deben abordar este problema, ya que puede socavar la democracia y la confianza en las instituciones. Pensemos en cómo podemos luchar contra esta oscura influencia tecnológica y proteger la integridad de la información. En Marzo de este año Google anunció el proyecto “Transparencia México”, mediante el cual se implementarán acciones en diferentes ámbitos del ciclo socio-técnico de la desinformación, desde el entrenamiento a medios de comunicación hasta la implementación de nuevas funcionalidades en los productos de Google, para promover una mejor calidad de la información rumbo a las elecciones de 2024.

¿Qué hacer al respecto? →

  • Siempre que haya elecciones en tu ciudad o país, asegúrate de informarte acerca de los y las candidatas desde diversas fuentes.

  • Fomentar la colaboración entre las plataformas de redes sociales y los reguladores gubernamentales para establecer estándares y regulaciones que promuevan la veracidad de la información.

En el cruce entre las políticas públicas y la tecnología, existen múltiples retos complejos que requieren nuestra consideración. La invasión de la privacidad, la discriminación algorítmica, la ciberseguridad vulnerable y la manipulación de la información son solo algunos de los puntos que debemos abordar. Sin embargo, al retroceder un paso, reflexionar sobre el potencial de desarrollo de capacidades en el sector público en el ámbito tecnológico, y la implementación de la tecnología para el bien social y tener un impacto nos llena de esperanza.

En este Halloween, reflexionemos sobre cómo podemos enfrentar estos retos y asegurarnos de que la tecnología y las políticas públicas trabajen juntas para crear un mundo más seguro y justo. Recuerda que esta intersección puede ser tan interesante y con un potencial increíble, pero a la vez tan escalofriante como cualquier historia de fantasmas. Más aún al reconocer estas áreas de oportunidad, podemos tomar medidas para superarlas y construir un futuro más luminoso y esperanzador. ¡Feliz Halloween!

8 views0 comments

Comentarios


bottom of page