top of page
  • Foto del escritorPIT Policy Lab

Bases para una tecnopsicología del bien común

Por Miguel Curiel, Psicólogo y Consultor en Investigación @ PIT Policy Lab

¡Conectemos! Encuéntrame en Instagram y LinkedIn @ macuriels


“La tecnología va a reflejar la cultura y la psicología de quien la crea.” - Gray Scott, autor de filosofía digital y tecnologías emergentes

La participación de la psicología dentro de la Tecnología de Interés Público (PIT) es prácticamente inexistente. Por ende, además de argumentar a favor de la psicología dentro de esta novedosa disciplina, el presente artículo tiene como objetivo establecer un antecedente de análisis psicosocial de las PIT.


Primero, establezcamos un terreno en común: la psicología va más allá de la terapia individual y la tecnología no es un ente indiferente a la voluntad humana. Estudiar la intersección entre la psicología y la tecnología abre la puerta a analizar fenómenos como el sesgo algorítmico - como cuando la policía ha intentado “predecir” crímenes, pero en realidad se acaba fomentando un ciclo vicioso de discriminación (Jouvenal, 2016). Entonces, si la meta es fomentar el uso de las tecnologías para el bien común, entender a la persona - su conducta, su contexto y hasta su cerebro - detrás de los aparatos se vuelve primordial.


Desde la psicología social, una de las principales ramas de la psicología, se puede facilitar la comprensión del contexto que nos rodea. De entrada, teorías como la del actor-red de Bruno Latour (2008) reitera la noción de que las personas y la tecnología están intrínsecamente unidas. Propone trascender la dualidad humano-tecnología y hablar más bien de “actores” que interactuamos para co-crear la realidad que vivimos. Por otro lado, propuestas como la de una sociedad de plataformas (van Dijck et al., 2018) abre la puerta a la idea de que las estructuras digitales han adquirido enorme relevancia en nuestro día a día, pero aún no han asumido toda la responsabilidad que ello conlleva - y esto sin mencionar la importancia de figuras públicas digitales (influencers) quienes brindan ejemplos infames de lo anterior (Bustos, 2021).


Una vez que entendemos el contexto, podemos hacer modificaciones ad hoc. En este sentido, otra de las corrientes de la psicología - el conductismo - puede aportar con teorías como la del empujón (nudge theory). Esta establece que sutiles pistas o cambios en el entorno pueden “empujarnos” hacia ciertas acciones sin obligarnos. Existen múltiples experimentos (Bikker, 2019) que prueban que se pueden generar modificaciones significativas en los hábitos de las personas a partir de implementar astutos cambios en el diseño de las cosas: desde reducir la suciedad en baños al modificar los mingitorios, hasta disminuir el desperdicio de comida al utilizar platos más pequeños. Benartzi et al. (2017) reportan que lo mismo ha sido aplicado a políticas públicas para trabajar en temas de vacunación, conservación de la energía, inscripciones a universidades y fondos de retiro - todas con resultados benéficos y a un costo de inversión relativamente bajo. Por último, si múltiples aplicaciones digitales también ya utilizan esta teoría (Braun, 2019) - y no necesariamente con un uso ético - imaginemos si toda la tecnología integra este principio únicamente para fines del bien común.


En resumen, la psicología trae a la mesa herramientas analíticas para entender las repercusiones de la interacción entre humanos y tecnología, a la vez de que puede brindar un marco de trabajo ético para fomentar el bienestar a través del uso responsable de la tecnología. Aunque esto solo es una exploración inicial, y aún faltan muchos conceptos e implicaciones por examinar, es una colaboración de disciplinas a tener en mente y de la cual se puede augurar un incremento en los tiempos por venir.


 

Referencias


Benartzi, S., Beshears, J., y Milkman, K. L. (11 de agosto de 2017). Governments are trying to nudge us into better behavior: Is it working? The Washington Post. Recuperado de https://www.washingtonpost.com/news/wonk/wp/2017/08/11/governments-are-trying-to-nudge-us-into-better-behavior-is-it-working/


Bikker, Y. (15 de agosto de 2019). The 7 Most Creative Examples of Habit Changing Nudges. Medium. Recuperado de https://medium.com/swlh/the-7-most-creative-examples-of-habit-changing-nudges-7873ca1fff4a.


Braun, A. (22 de enero de 2019). Digital Nudges: Technologies that Help Us to Make Improved Decisions and Build Better Habits. Make Tech Easier. Recuperado de https://www.maketecheasier.com/digital-nudges-technologies-build-better-habits/.


Bustos G., F. (8 de julio de 2021). Ser influencer no es solo asunto de popularidad, es responsabilidad en las palabras. The Washington Post. Recuperado de https://www.washingtonpost.com/es/post-opinion/2021/07/08/yosstop-video-detenida-youtuber-influencers-prision/.


Jouvenal, J. (17 de noviembre de 2016). Police are using software to predict crime. Is it a ‘holy grail’ or biased against minorities? The Washington Post. Recuperado de https://www.washingtonpost.com/local/public-safety/police-are-using-software-to-predict-crime-is-it-a-holy-grail-or-biased-against-minorities/2016/11/17/525a6649-0472-440a-aae1-b283aa8e5de8_story.html.


Latour, B. (2008). Reensamblar lo social: Una introducción a la teoría del actor-red (1era ed.). Manantial.


Van Dijck, J., Poell, T., y de Waal, M. (2018). The Platform Society: Public Values in a Connective World (1era ed.). Oxford University Press.

44 visualizaciones

Comments


bottom of page