top of page
  • Writer's picturePIT Policy Lab

2024: Año de cosecha

Por Cristina Martínez, Fundadora y CEO de PIT Policy Lab

Iniciamos nuestro tercer año de operaciones con el pie derecho. En 2023 nos propusimos sembrar nuevas colaboraciones, incursionar en temáticas que presentaron retos tanto en lo social como en lo tecnológico y dar forma a nuevos proyectos acompañadas del expertise de nuestra Red de Consultoría PIT conformada por 30 tecnólogas y tecnólogos de interés público de distintos países de Latinoamérica. Trabajamos en el desarrollo y fortalecimiento de las habilidades gerenciales y de comunicación de las integrantes de nuestro equipo y, a lo largo del año, sumamos a seis pasantes que formaron parte integral de nuestras operaciones, comunicaciones y proyectos,  contribuyendo con su talento y dedicación a nuestro fortalecimiento institucional. 

En sólo dos años de operaciones, hemos afianzado alianzas estratégicas con numerosas organizaciones del ecosistema regional de digitalización e Inteligencia Artificial y fuimos reconocidas por nuestro trabajo como Agentes de Cambio por la iniciativa Kind Cities de Lenovo y Ashoka, así como líderes en Diversidad, Equidad e Inclusión (DEI) tanto por Women in AI North America como por Equals in Tech de la Unión Internacional de Telecomunicaciones en alianza con ONU Mujeres, GSMA y la Universidad de las Naciones Unidas. Además, reunimos de manera presencial a más de 10 mujeres líderes en políticas de tecnología a través de la iniciativa Latinas en Tech Policy, que busca visibilizar su trabajo y reconocerles como referente para nuevas generaciones, a la par que participamos activamente en las mesas de trabajo convocadas por la ANIA México. 

Adicional a nuestro día a día a lo largo del territorio mexicano, participamos en reuniones de trabajo y sesiones de intercambio de mejores prácticas en países como Reino Unido, Ginebra, Canadá, Estados Unidos, Costa Rica y Brasil. Por retos de agenda en torno al balance de vida personal y profesional, ya que tanto Lucía Trochez, nuestra Gerente General, como yo somos mamás de niñas pequeñas, tuvimos que declinar invitaciones a espacios de diálogo y talleres en países como Ecuador, Argentina, Corea y Qatar, con la certeza de que más adelante vendrán oportunidades de ampliar nuestras redes de colaboración en nuevos horizontes geográficos. Hace un par de semanas Lucía publicó un recuento pormenorizado que resume nuestros logros en distintos ejes de trabajo durante 2023 y les invito a leerla aquí.

Varias personas me han repetido: ¡ustedes son imparables! y sí, sin duda lo somos. Creemos en el poder de las ideas, de las instituciones y de las colaboraciones para hacer que las cosas sucedan. Si bien es un cumplido y me enorgullece todo lo que hemos alcanzado como equipo, también reconozco que la metáfora de siembra supuso una carga de trabajo sumamente retadora para todas que implicó mucha disciplina, constancia, esfuerzo y sacrificios, principalmente de tiempo, que es el activo más valioso que tenemos.

En este sentido, este año apostaremos por la continuidad de nuestros proyectos, impulsando la revitalización de algunas de las alianzas estratégicas que dieron forma a iniciativas insignia, en paralelo a la siempre activa búsqueda para diversificar fuentes de financiamiento que nos permitan no sólo dar seguimiento sino escalar los proyectos pilotos que están listos para pasar a una siguiente fase de implementación (Índice de Datos Abiertos Anticorrupción México, Programa de Transformación Digital para Gobiernos Municipales, Programa de Destinos Inteligentes, Innovadores y Humanos, Transversalización de perspectiva de género en equipos de Políticas Pública de plataformas de trabajo colectivo, entre otros. Si entre las personas lectoras hay representantes de organizaciones interesadas en explorar sinergias y trabajar juntas, ¡por favor escríbanme!). También experimentaremos con cambios a nivel de equipo y priorizaremos nuestra salud física y mental para evitar el famoso burnout con el que recientemente nos hemos enfrentado.


Gracias Lucía, Mariana, Luces y Ale por ponerse la camiseta todos los días. Gracias también a Hipólito, Catalina, Edgar, Sofía, Juan Pablo y Nayely por haber sido parte de nuestro equipo a través de los proyectos en los que colaboraron o en los que aún colaboran. A nuestras familias por motivarnos, acompañarnos y darnos alas para no tirar la toalla en momentos difíciles y a cada una de las personas aliadas e instituciones que han sido co-implementadoras, o bien que han financiado nuestro trabajo y que creen en lo que podemos lograr juntas: habilitar futuros posibles y deseables a través de intervenciones sociotécnicas ancladas en el presente.

32 views0 comments

Comentários


bottom of page