top of page
  • Writer's picturePIT Policy Lab

10 de noviembre, Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo

Por Carlos Hernández Vázquez, Consultor en Ciberseguridad en PIT Policy Lab

#Generarconfianzaenlaciencia. Bajo este lema el pasado 10 de noviembre se llevaron a cabo las actividades de conmemoración del Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo organizadas por la Escuela de Humanidades y Educación del Tecnológico de Monterrey campus Ciudad de México y la UNESCO. De acuerdo con esta última, la ciencia sólo puede asumir plenamente su papel en la configuración de nuestro futuro colectivo si genera confianza. De hecho, es la confianza en la ciencia lo que impulsa el desarrollo y la aplicación de soluciones basadas en evidencia para resolver los múltiples desafíos de nuestro mundo.

Esa confianza hoy se ve amenazada por aquellos usos, no solo de la ciencia y sino también de la tecnología, en los cuales se atenta contra la dignidad humana, los derechos humanos, las libertades, la intimidad, la protección de los datos personales y, en algunos casos incluso, contra la vida.

Así, por ejemplo, las neurociencias que, junto a la tecnología, han llevado al desarrollo de interfaces para que las personas controlen dispositivos con sus mentes, lo cual es beneficioso para aquellas personas con alguna discapacidad física; la nanotecnología, que ha logrado detectar de manera más temprana enfermedades crónicas degenerativas permitiendo mejor calidad de vida a las personas; o la inteligencia artificial que en la actualidad es la tecnología más conocida y de mayor acceso y que ha ayudado a optimizar procesos en diversas industrias; también están siendo utilizadas para crear super soldados, armas letales autónomas, polarizar sociedades y promover conflictos o atentar contra lo más sagrado de nuestras sociedades, los niños, niñas y jóvenes mediante la proliferación de la explotación sexual en línea.

Este tipo de mal usos, han llevado a la comunidad internacional a discutir sobre las amenazas existenciales, catastróficas y de seguridad que conllevan los desarrollos científicos y tecnológicos. Por ello, en los Diálogos sobre tecnologías para la paz y el desarrollo en los que tuve la oportunidad de participar, compartí que la forma de mitigar los riesgos es que dichos avances, y principalmente los tecnológicos, se desarrollen bajo un enfoque de ciberseguridad.

La ciberseguridad, como parte inherente desde un inicio de todo desarrollo tecnológico, sin duda fortalecerá la confianza en ella por parte de la sociedad y en consecuencia fortalecerá la paz y promoverá el desarrollo y la prosperidad. Para aportar esta ciberseguridad, los gobiernos y el sector privado pueden considerar al menos tres elementos:

  1. La ética,

  2. los marcos legales y de gobernanza por-innovación y,

  3. el enfoque basado en riesgos.

La ética, ese grupo de principios y valores que forman parte de la idiosincrasia de la sociedad, debe de ser considerado por los desarrolladores tecnológicos. Con la tecnología no sólo se debe resolver el problema que buscamos atender, sino valorar cómo se está solucionando asegurándonos que no se vulnere el orden social con ella. Los marcos legales y de gobernanza pro-innovación permitirán que el derecho evolucione, que ambas ciencias (la del derecho y la tecnológica, se conozcan y se entiendan y, como resultado, facilitará el fortalecimiento de manos de obra especializada, promoverá la creatividad y fomentara la creación de tecnología nacional. Finalmente, el desarrollo de tecnología basada en riesgos garantizará que ninguna tecnología salga al mercado sin antes conocer y mitigar los riesgos que pudiera causar su uso.

Esta conmemoración quedará grabada en mis recuerdos por varias razones. Primero, porque tuve la oportunidad de compartir la conversación con grandes conocedoras y conocedores del tema, entre ellos, Itzul Girón CEO de Knowsy A.I, Daniela Rojas, coordinadora de EON Institute y Juan Manuel Aguilar, investigador del CISA-UNAM. Y también, porque me reencontré con mis grandes colegas Beatriz Guzmán ahora especialista de programas de UNESCO México y Lorena De la Barrera, actualmente estudiante del doctorado en el Tec de Monterrey y organizadora del evento, con quienes alguna vez empezamos en el mundo de la cooperación internacional y hoy nos volvemos a unir para generar confianza en la ciencia.

Ve el evento de conmemoración del Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo:

https://www.facebook.com/ehecdmx/videos/670008788567060/?mibextid=zDhOQc




8 views
bottom of page